La enucleación de próstata sustituirá la mayoría de procedimientos para el tratamientiento de la hiperplasia benigna de próstata.

El 9 de Marzo se celebró en el Hospital Quirón La Luz de Madrid las IV Jornadas de actualización de cirugía de la Hiperplasia de Próstata, dirigidas por el Dr. Javier Romero, uno de los mejores expertos en enucleación de Próstata con láser de Holmio en España.

En la sesión quirúrgica que moderé, se hizo un repaso a las diferentes técnicas quirúrgicas para tratar esta patología. Cuando el tratamiento medicamentoso deja de ser eficaz, la única solución es eliminar quirúrgicamente el tejido agrandado de la próstata responsable de la obstrucción a la salida de la orina.

La cirugía láser en próstata ha evolucionado de forma espectacular. La técnica llamada “Enucleación de próstata“ elimina con gran eficacia el gran volumen de tejido prostático; es como si separásemos una naranja de su cáscara (la naranja representa el crecimiento de la próstata que se ha producido con los años). El láser, con su capacidad de coagular y su precisión, permite descolgar el adenoma de próstata que se deja caer en el interior de la vejiga. Para poder sacar al exterior ese gran volumen de tejido, se utiliza un aparato llamado morcelador, que se introduce en la vejiga y actúa como un triturador. A diferencia de la cirugía radical de próstata, realizada en pacientes con cáncer donde se extrae toda la próstata incluida su cápsula, en la cirugía de la hiperplasia benigna de próstata se deja esa cápsula fibrosa o “cáscara” de la naranja.

Las ventajas de esta cirugía son claras en comparación con la cirugía abierta: frente a un ingreso de 5 ó 7 días, una alta probabilidad de sangrado o una herida infrapúbica, el paciente se suele marchar en 24-48 horas, con baja probabilidad de sangrado y una recuperación mucho más rápida. En pocos años, esta cirugía sustituirá la mayoría de los procedimientos de cirugía abierta de la hiperplasia benigna de próstata.

¿Te ha gustado? Conoce Laser Medical Rent

Leave a Reply

*