¿Se puede evitar la disfunción eréctil?

En las múltiples charlas que doy, siempre hay alguien que pregunta si la disfunción eréctil se puede evitar o, al menos, se puede retrasar lo más posible. La disfunción eréctil en los hombres de edad es un síntoma que refleja que nuestra capacidad cardiovascular y nuestro metabolismo están envejeciendo.

La erección es un fenómeno eminentemente neuro-vascular en el que los nervios y las arterias, que llevan la sangre al pene, deben gozar de buen estado de salud. Cuando la circulación sanguínea se ve afectada, uno de los primeros lugares en manifestarse es en el pene, puesto que las arterias de los cuerpos cavernosos son submilimétricas frente a arterias como las cardíacas u otras de mayor tamaño. Cualquier pequeña alteración se potencia en esa zona con años de antelación. La disfunción eréctil suele ser un marcador precoz de patología cardiovascular.

Hay una serie de consejos básicos que van unidos a tener una vida sana:

Una alimentación saludable con menos grasas y más frutas y legumbres, así como la dieta mediterránea. Evitar la obesidad es un punto crucial, puesto que los kilos de más multiplican el riesgo cardiovascular. Los hombres son propensos a la acumulación de grasa abdominal, que es la más dañina y refleja una situación indirecta de su estado de salud.

Controlar la tensión arterial. La hipertensión no duele y es una de las principales causantes de infartos o ictus. Muchas personas no controlan su tensión arterial con un tensiómetro en casa y además no se realizan al menos un chequeo anual.

El control de la glucemia es fundamental. Tener el “azúcar” alto en sangre tampoco duele y sin un simple análisis no lo sabremos.

La realización de ejercicio de forma regular es un pilar básico de una vida sana y, por tanto, de una mejor calidad de erección. El tabaco es otro de los grandes enemigos de la vida sexual al igual que el abuso del alcohol.

¿Te ha gustado? Conoce Laser Medical Rent