ESPERANZA O EXAGERACIÓN

 

En el boletín uro-andrológico de la Asociación Española de Urología, el Dr. Moncada, Jefe de Servicio de Urología del Hospital de La Zarzuela, expone las reflexiones de la comunidad andrológica sobre los nuevos y prometedores tratamientos para la disfunción eréctil.

La medicina ha evolucionado a un ritmo frenético en los últimos decenios y, para unificar criterios, los médicos hemos establecido una serie de recomendaciones sobre el diagnóstico y tratamientos de las principales enfermedades. Las dos principales responsables de elaborar estas normas a nivel mundial son: la Asociación Europea de Urología y la Asociación Americana de Urología. Todos los urólogos acudimos a sus guías disponibles libremente en Internet; éstas se basan en evidencias científicas y en recomendaciones basadas estrictamente en el conocimiento médico actual.
En medicina, cada vez resulta más difícil desarrollar medicamentos “espectaculares”. Por ello, los pacientes deben ser cautos cuando ven noticias en prensa o televisión que hablan de nuevos tratamientos milagrosos con resultados increíbles y falsamente curativos para la disfunción eréctil. Como hemos escrito en esta sección en muchas ocasiones, la disfunción eréctil es, en la mayoría de los casos, consecuencia de un problema vascular. La diabetes, la hipertensión, el colesterol, la falta de ejercicio, el tabaco o el alcohol son factores de riesgo para tener problemas de erección.

La disfunción eréctil es una patología que se presta, como señala la editorial, a tratamientos milagrosos y falsamente curativos. La terapia con células madre o de plasma enriquecido está en sus albores pero se necesitan estudios que avalen sus resultados. Hasta el momento actual no es un tratamiento aprobado por las Guías Clínicas en Urología.
El mejor consejo que les podemos dar a nuestros pacientes es que se informen bien, que acudan siempre a Urólogos o Andrólogos en centros hospitalarios y que pregunten por los resultados de los estudios. En medicina, lo importante son las evidencias clínicas con resultados y no los milagros.

 

Leave a Reply

*